El gobierno dio respuesta al pedido de CAME

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció esta mañana el adelantamiento del beneficio para que las economías regionales puedan tener un alivio. “Es una herramienta para fomentar la competitividad y generar más y mejor empleo”, destacó el titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán.

La Ley 27.430 de Reforma Tributaria estableció un Mínimo No Imponible (MNI) para las contribuciones patronales que se actualizaría sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que indicaba que hasta el 31/12/2019 el MNI quedaba establecido en $ 4.800, pero que implica que hoy, por ajuste por inflación, sea de $ 7.003,68.

Por eso, desde abril de 2018 CAME venía pidiendo que se aplique el MNI a $ 12.000 que estaba previsto recién para el 2022, y que por ajuste por inflación sería actualmente de $ 17.509,20. La Mesa de Enlace acompañó esta solicitud. “En CAME venimos trabajando hace muchos años para que las economías regionales y las necesidades de las diferentes regiones sean prioridad en la agenda política», dijo Díaz Beltrán.

El titular de CAME se refirió, además, a la nueva Ley Pyme: “Debe contemplar aspectos diferenciales acordes al sector productivo que invierte pensando en el desarrollo del país, contrario a la especulación financiera impulsada por los bancos”.

Cabe destacar que el 50% del sector es pyme y tiene menos de 50 empleadores. La intención del Gobierno, con esta medida, es aliviar los impuestos laborales para que puedan tomar más personal y fomentar el blanqueo laboral. “La Ley Pyme y la aplicación del MNI son medidas que resultan favorables para las economías regionales. Esperamos que la agenda de la productividad argentina se empiece a expandir con nuevas determinaciones”, añadió Díaz Beltrán.

La medida beneficia a 200.000 trabajadores y 19.500 empresas.

Comentarios cerrados.